Epitafio 1 : La sed y la herida

A estas alturas del ruedo , no voy a lanzarme  como ya                                                     lo hice aquella vez  al vacío para sentir como es flotar                                                        y pensar que en mi vida pasada  fuí un dios del  viento .

Cuando en realidad siempre he sido un pequeño Icaro                                               furioso volando hacia el sol rojo incandescente .

Hoy no quiero la quietud más alla del frío absoluto                                                             por lo menos seré feliz por sentir como cae suave en                                                            mi rostro la última pluma de mis alas quemadas .

Hoy sólo me conformo con sentir la pérdida del calor                                                     de mis cambios de estado , viendo que sólo me queda                                                          la locura de flotar en círculos  en el agua restante al                                                        fundirse mi corazón .

Que me lleva…

Al oceáno que se desborda hermoso, libre , único …

Dios… él fue tan cautivante , tan hipnótico

Tanto que decidí dejar las tierras y los bosques donde                                        anduve  para vagar a contemplar su calmada frialdad y                                                      la inmensidad de su corte  viviendo entre las rocas                                                  contra las que golpea su tierna fiereza .

Cuyo amor presentí inmenso , extraño… pero inventado                                             desde el principio de los tiempos para devorar el origen                                                de las cosas.

Hecho para robar sin miedo el fuego  que me mantiene viva .

Quizá el mar sólo quiera salvarte  de tu miedo a su inmensidad                                       y no poder ver entre sus aguas .

Quizá al mar sólo lo pueda salvar el amor

Quizá el mar sólo quiera morir sin conocer el fuego

Quizá solo sé que  hoy tengo mas miedo al mar que al principio

Eso es cuando quedan  la sed y la herida como regalos de un mar furioso .

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s